El CAS de Sants inició hace más de 25 años actividades artísticas bajo el nombre de Juegos Florales. El objetivo inicial era aproximar la cultura y el conocimiento de la lengua catalana a través de la escritura, para expresar sentimientos y vivencias, y también potencialidades de superación y mejora vital. Con los años de experiencia y habiendo observado el beneficio que tiene para las personas usuarias del CAS la escritura y la preparación de los Juegos Florales, este proceso de trabajo fue integrando múltiples disciplinas artísticas como la interpretación, la danza o la pintura.

El arte ha pasado a ser para el CAS una herramienta terapéutica especial que ayuda a mejorar los estados de salud de las personas usuarias. Los Juegos Florales se centran en acabar con el rechazo social que sufre la persona con trastorno adictivo, que sigue estigmatizada en pleno año 2020 porque todavía es vista por la sociedad como alguien vicioso que ha escogido consumir. Pocas personas entienden la dimensión integral de la problemática adictiva por factores biológicos, psicológicos y sociales.

Por eso es tan importante el trabajo que se realiza con esta jornada: porque se puede trabajar el estigma desde una visión más humana, y además sirve para concienciar a la sociedad y al entorno más directo.

Con la crisis de la pandemia del Covid-19, nos dicen que nos quedemos en casa, que tenemos que cambiar los proyectos, que no podemos continuar con nuestro viaje, que no podemos abrazarnos, que tenemos que poner límites, distancias. . . Y nos sentimos frágiles. . . Es por eso que desde el CAS de Sants reinventamos nuestros Juegos Florales y todo aquello que habíamos pensado para la edición de este año.

Escuchamos las voces que nos dicen “Arriésgate”, tenemos unas enormes ganas de mostrar todo el que hemos preparado, no escondemos el resto del “Iceberg”, queremos que la “Esencia Cósmica” circule y se esparza por todas partes, y nos acompañe cuando un “Alter Ego” nos diga “*Mírame a los ojos”. Llenamos “Soledad” con toda la “Existencia”, recolocamos las piezas como si se tratara de un “Kintsugi” y esperamos poder disfrutarlo cómo si fuera un travieso y divertido “Cric-Circ”.

 

Estos son los Juegos Florales 2020, y cuando lo que ahora nos pasa haya desaparecido, saldremos de casa, recogeremos todo lo que ha quedado disperso, recuperaremos los abrazos, acortaremos las distancias y borraremos los límites. Y seguro, que nos alegraremos de no habernos rendido, de haber continuado con nuestro proceso, desde casa, sí, pero mirando adelante; de haber acabado el proyecto y de haber llevado el barco a puerto, para volver a abrazarnos.

Muchas gracias a todas y todos los que habéis hecho posible y nos habéis acompañado en estos Juegos Florales Virtuales!!!

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram